MASAS FERMENTADAS,  POSTRES,  RECETAS

CINNAMON ROLLS

Como buena amante de la pastelería, especialmente la que conlleve un poco de masa donde meter las manos, era primordial para mí aprender a hacer los típicos rollitos de canela o cinnamon rolls que tanto me fascinan. Aprendí con un vídeo de YouTube que ya no existe y del que guardo la receta con mucho cariño. Con el tiempo, he ido adaptándola y mejorándola con otras como la de Alma Obregón hasta hacerla mía. Y ha llegado el día de compartirla con vosotros para que la disfrutéis en un día lluvioso, soleado, frío o cálido. Un día como a vosotros os guste y con quien os guste.

INGREDIENTES (10 UNIDADES)

Masa

  • 200g harina fuerza
  • 200g harina normal
  • 150g leche
  • 50g mantequilla
  • 21g levadura fresca
  • 1 huevo grande
  • 30g azúcar
  • pizca de sal

Relleno

  • 50g mantequilla derretida
  • 65g azúcar moreno
  • 30g canela en polvo

Glaseado

  • 75g philadelphia
  • 50g azúcar glass
  • 10g mantequilla
  • 5g leche (opcional)
DURACIÓN
  • Trabajo: 35 minutos
  • Espera: 2 horas y 35 minutos
  • Horneado: 20 minutos
  • Total Receta: 3 hora y media aprox
  • Reposo: dejar enfriar
PREPARACIÓN
  1. Mezclamos la leche templada con la levadura y disolvemos.

2. Mezclamos en un bol las harinas, el huevo, el azúcar, la sal y la leche con levadura.

3. Dejamos reposar unos 10 minutos para que el gluten se active.

4. Comenzamos a amasar introduciendo la mantequilla y continuamos hasta tener una masa lisa y brillante.

  • Recuerda no añadir harina a tu mesa de trabajo. Si te agobias mucho, haz bloques de amasado de 1-2 min y reposos de 5 min hasta tener la masa lista.
  • Como ya comenté en la receta de panecillos de Viena, usa mantequilla a temperatura ambiente si amasas a mano. Esto te facilitará el amasado.

5.  Dejamos reposar la masa hasta que doble su tamaño tapada (aproximadamente una hora y media).

6. Estiramos nuestra masa en forma de rectángulo sobre una mesa enharinada.

7. Pincelamos toda la superficie con la mantequilla del relleno y, tras mezclar en un bol el azúcar y la canela, espolvoreamos uniformemente.

  • Debes dejar un dedo de masa sin mantequilla y mezcla para poder cerrar bien los rollos.

8. Enrollamos hacia la parte que hemos dejado sin relleno, untamos la superficie sin nada con un poco de agua y la usamos para sellar nuestro rollo.

9. Cortamos el rollo en porciones iguales de unos 3 dedos de grosor.

10. Engrasamos un bol alto apto para horno y colocamos nuestros rollos guardando un poco de espacio entre ellos para la siguiente fermentación e igualándolos en altura.

11. Dejamos reposar los cinnamon rolls tapados hasta que casi doble su tamaño (aproximadamente una hora).

12. Con el horno encendido a 200º, pintamos con leche los rollos y los metemos durante 20 minutos.

13. Mientras se hornean, preparamos el glaseado mezclando los ingredientes con una varilla.

  • Si no te queda con la textura que aparece en el vídeo con los primeros ingredientes, añade poco a poco la leche hasta conseguir la textura deseada.

14. Al sacarlos del horno y aún calientes, añadimos el glaseado y dejamos enfriar antes de consumir.

  • Si no vas a consumir todos tus cinnamon rolls, haz glaseado sólo para los que comerás y el resto puedes envolverlos con papel film y congelarlos cuando estén fríos. Luego sólo tendrás que sacarlos un par de horas antes de que los consumas y estarán como recién horneados.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Únete a la comunidad WanderFoodie¿Quieres ser el primer@ en enterarte de mis novedades?