CATALUÑA,  ESPAÑA,  TRAVEL

BIBLIOTECA ARUS, EL LUGAR MASON DE BARCELONA

Tras el artículo del otro día sobre las 6 casas singulares que debes visitar en Barcelona, hoy vengo a hablarte de la biblioteca Arus, el lugar mason de Barcelona que no te dejará indiferente. Esta vez, te traigo toda esta información de la mano de Casas Singulares con la que, como sabes, tienes un 10% durante el mes de Junio reservando con el código WANDERFOODIEGIRL.

Para que vayas a donde más te interese

HISTORIA

Para entender la historia de la biblioteca Arús, debemos conocer primero a Rossend Arús, un filántropo, librepensador y masón que dedicó su vida al progreso de los barceloneses.

Arús vivió durante el s. XIX en la ciudad de Barcelona alejado de las ideas de la época. Profundamente anticlerical y tolerante, vivió durante 8 años con Dolors Bermúdez y nunca se casó.  Era hijo de un comerciante de ultramarinos y coloniales que provenía de una familia acomodada de l’Hospitalet de Llobregat y de una mujer distinguida natural de Das, en la Cerdaña. Ambos datos importantes si contamos con que fue uno de los artífices de los ayuntamientos de ambos pueblos. 

Hombre de buen humor y demócrata de ideología republicana federal, fue un masón reconocido. Ingresó en la primera masonería en 1866 y llegó a ser gran maestre de la masonería catalana en 1886. No es de extrañar entonces, que la biblioteca posea un gran número de libros sobre masonería y diversos aspectos relacionados con el interés del propio Arús.

A su muerte, en 1891, y tras no dejar descendencia, dejó dicho que hicieran de su casa, su fortuna y su fondo particular una biblioteca que estuviera al servicio del pueblo de Barcelona. Y así fue como sus dos albaceas y herederos se pusieron a ello y ya en 1895 se inauguró la actual biblioteca para la instrucción del pueblo trabajador.⁠

LA BIBLIOTECA

La inauguración fue todo un éxito y un espectáculo, consiguiéndose 15.000 firmas de adhesión y participando más de 150 entidades cívicas, incluyendo corales. De su reconstrucción y reforma también participaron grandes personalidades como, por ejemplo, el arquitecto Bonaventura Bassegoda i Amigó.

En sus inicios, tenía 24.000 volúmenes incluyendo materias muy diversas como filosofía, religión, ciencias sociales, derecho, idiomas, biología, botánica, medicina, arte, música, literatura, geografía e historia; además de obras generales como diccionarios, prensa… De éstos, 160 libros hacen referencia a la masonería y fueron donación del propio fundador Rossend Arús.

En 1939, la biblioteca cerró sus puertas al público con motivo de la Guerra Civil y volvió a abrir en 1967. Este cierre la libró de las purgas del Franquismo y ha permitido que su fondo llegara prácticamente intacto. Actualmente tiene más de 75.000 volúmenes gracias a donaciones a lo largo de los años, destacando, desde 2011, la gran colección de Sherlock Holmes, de las mejores del mundo, cedida a la biblioteca por Joan Proubasta. 

LA VISITA

La Biblioteca se puede visitar los martes y los sábados por la mañana. La misma comienza por la colección de Sherlock Holmes en los pisos superiores con unas 12.000 piezas entre libros, figuras, mangas, películas, posters, juegos de mesa,… y ya sólo con eso merece la visita. Para los amantes del misterio y de este gran detective, es una gran visita.

Tras la misma, se baja a la planta principal (anterior casa del mismo Arús) entrando por uno de los vestíbulos y escaleras más imponentes que he visto en una biblioteca. De hecho, según te cuentan, la escalera es una escalera de honor que hace referencia al Santuario de Atenea de Grecia y convierte a la misma biblioteca en un santuario consagrado a la libertad. La reproducción de la Estatua de la Libertad que la preside no hace sino ahondar en esta idea de libertad.

Porque sí, tienen una reproducción de la Estatua de la Libertad (a escala reducida) en la entrada de la biblioteca y es un momento que, estoy convencida, te dejará sin respiración.  Si bien tiene ligeros cambios con la original, sigue representando la libertad y presenta al espacio como uno libre de cualquier momento histórico poniéndose al servicio de los visitantes. 

La visita continúa por un pasillo de cuento con estanterías llenas de libros y con una zona de libros destacados hacia la sala de música. Originalmente dispuesta para que se pudiera interpretar partituras por los usuarios, se conservan algunos instrumentos. Era una sala polivalente que servía también como sala de conferencias. En su día, estuvo presidida por la Venus de Milo y ojalá siguiera estando. En ella te explicarán cómo se organizan los libros en la biblioteca y es de lo más curioso.

La visita continúa hacia la sala de lectura que se conserva en su totalidad. En el techo podrás ver plafones con representaciones de diversos museos y bibliotecas como la biblioteca del Vaticano. También podrás ver en las paredes los nombres de grandes personajes de la historia como Servet, Darwin,.. e incluso Moisés y Mahoma.

La visita concluye en la sala de exposiciones donde se pueden ver las mesas y sillas que siguen usándose para la consulta de libros y fue uno de los lugares más destacados dado que en ella se exhibían documentos importantes y destacados de la historia de la imprenta. 

Y esta es la visita bastante completa que puedes hacer a la biblioteca Arus, el lugar mason de Barcelona.

¿Lo conocías? ¿Irás a visitarlo?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Únete a la comunidad WanderFoodie¿Quieres ser el primer@ en enterarte de mis novedades?