BARCELONA,  CATALUÑA,  ESPAÑA,  TRAVEL

NUEVO MIRADOR EN LA TORRE GLORIES

En un momento en el que Barcelona se está llenando de miradores, la torre Glories (anteriormente conocida como Agbar) ha conseguido ser de los que más destacan. Con su nuevo mirador en la Torre Glories ha conquistado a los más audaces, pero también a los más vertiginosos. ¿Te atreves tú también?

EL EDIFICIO

La visita comienza en la planta -1 de la famosa Torre Glories (anteriormente conocida como Agbar), uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Situado en la plaza Glories, y cerca de los Encantes, esta torre está en el punto de partida de tres grandes vértebras de la ciudad: la avenida Diagonal, la avenida Meridiana y la Gran Vía de las Cortes Catalanas. Sin duda, el lugar idóneo para ver la ciudad.

Inaugurado en 2005, fue un diseño del arquitecto Jean Nouvel en colaboración con la firma b720 Fermín Vázquez Arquitectos y se vio fuertemente influenciada por alguno de los símbolos más representativos de la cultura catalana.

Por un lado se inspiró en la obra de Antoni Gaudí tomando como referencia los campanarios de la Sagrada Familia. Además, se inspiró en los característicos pináculos de la montaña de Montserrat, de gran significado al ser el lugar donde se encuentra el templo dedicado a la patrona catalana.

Por último, la intención del arquitecto fue hacer que esta emergiera del suelo de una forma especial ya que la torre sería la sede de la compañía del agua de la ciudad. Por ello, se apoyó en la metáfora de un géiser brotando desde las profundidades marinas.

La obra tardó 6 años en ejecutarse y fue la sede de Aigües de Barcelona. Posteriormente, Hyatt (una cadena hotelera americana) intentó convertirla en hotel de lujo, aunque el proyecto no pudo materializarse. Fue ya en 2017 que fuera adquirida por Merlín Properties y recientemente se ha abierto su última planta como nuevo mirador de la Torre Glories, creando toda una experiencia previa de inmersión en la ciudad.

LA VISITA

La visita al nuevo mirador de la Torre Glories, como ya te he adelantado, comienza en la planta -1.

En ella te dan la bienvenida y te explican cómo va a dividirse la visita en tres partes: el hipermirador, el mirador y, para los más atrevidos, el Cloud Cities Barcelona. Esta última no está incluida en la entrada general sino que tiene un coste aparte.

EL HIPERMIRADOR

El hipermirador es la primera parada de nuestra visita sin movernos de la planta subterránea en la que se inicia la visita.

Se trata de una visita con 5 zonas en las que se ha creado instalaciones artísticas a partir de la recopilación de datos de la ciudad a tiempo real.

En su primera parte, encuentras un cubo con imágenes y proyecciones de la ciudad junto a haikus que representan la ciudad.

A través de los sentidos te mueves a la siguiente sala en la que encontrarás los grandes olvidados de la ciudad, los seres vivos con los que convivimos y que no solemos tener en cuenta. Animales y plantas a los que pertenecía la ciudad de Barcelona mucho antes de que llegara el ser humano. La obra está hecho en papel y puedes darte una vuelta descubriendo todos y cada uno de ellos.

La siguiente escena, si no es la anterior pero quizá no te has percatado, es la visita auditiva. Y es que el hipermirador reproduce en tiempo real sonidos de la ciudad.

Reconocerás enseguida el ritmo frenético de la ciudad si vas una tarde al salir del trabajo y los colegios. Notarás la frágil tranquilidad de la ciudad a primera hora de una mañana de fin de semana. Mientras el ser humano duerme, el resto de seres vivos no.

La penultima sala es una pantalla curva de 27 metros de largo en el que verás los datos a tiempo real de la ciudad: su metereología, su tráfico aéreo y marítimo,… todo lo que se te pueda ocurrir lo tienes aquí.

Solo te queda la última sala donde vivir la vida más virtual y social de la ciudad. Miles (sino millones) de publicaciones en forma de tweets, posts, stories… vive la ciudad al día y esto se ve reflejado en el flujo terrestre de la ciudad.

Pero has venido a vivir una experiencia de altura, has venido a descubrir el nuevo mirador de la torre Glories en la ciudad y ha llegado el momento.

Homenaje a las rosas de Sant Jordi

EL MIRADOR

Al mirador se llega por un único ascensor que cubre los 30 pisos (125metros) del edificio en 38 segundos mientras disfrutas de la subida y de la expectación.

Y por fin estás arriba. Se abren las puertas y te encuentras mirando a la ciudad. Es toda para ti y la disfrutas en sus 360º.

El mejor momento es la puesta de sol mientras ves esconderse el sol por detrás del Collserola.

Todos los monumentos y grandes hitos de la ciudad están a la vista y para tu disfrutes, pero hay algo más que puedes disfrutar, la experiencia Cloud Cities Barcelona.

CLOUD CITIES BARCELONA

Cloud Cities Barcelona es la obra de arte interactiva del artista Tomás Saraceno que convierte al nuevo mirador de la Torre Glories en un reino suspendido donde disfrutar una experiencia de una forma… diferente.

Si decides vivir la experiencia (con un coste adicional), pasarás por 113 espacios de nube de encuentro comunitario a través de 130m3 de superficie.

Esta telaraña de 6 km de cables tensados y conectados por 5000 nodos desafía las reglas y te hace vivir la experiencia de la visita de un modo único. Descubres la ciudad a través de las uniones que se abren y se cierran para ofrecer un halo de misterio a la experiencia. ¿Te atreves? Recuerda que no es apto para claustrofóbicos ni personas con vértigo.

Obra visitable de Tomás Saraceno

RESERVA TU VISITA

La visita completa dura una hora y media aproximadamente y si te interesa, puedes reservar tu visita aquí

Y recuerda, si buscas experiencias en Barcelona, te recomiendo mi sección dedicada a ello: Barcelona.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Únete a la comunidad WanderFoodie¿Quieres ser el primer@ en enterarte de mis novedades?