FOODIE

DEGUSTANDO UNA BUENA TAZA DE CAFÉ

Si algo he aprendido a disfrutar en la vida es un buen café. Para mí, el café ha sido un proceso de aprendizaje y de enamoramiento lento, pero constante. Aún recuerdo cuando con apenas 13 años, comentaba inocentemente que yo no tomaría café, al menos, hasta cumplir la mayoría de edad porque eso era de mayores. También recuerdo cómo se rieron de mí entonces por semejante comentario. Pues bien, he de confesar que no probé el café hasta más allá de los 18 años y que le diría a mi yo de los 13 que tenía razón, aunque no por lo que pensaba en su día. Pero eso ahora no me impide pasear degustando una buena taza de café en Barcelona.

El café, el buen café no es algo que realmente se aprecie a primer sorbo por su sabor ácido con toques amargos. De hecho, confieso que cuando empecé a tomar café, añadía dos sobres de azúcar. Si, soy culpable de intentar endulzar algo que no conocía ni apreciaba simplemente porque la mayoría lo bebía y, si tú no, eras un raro. Pero también confieso que, poco a poco, fui reduciendo las dosis de azúcar hasta quedarme con un café solo con sus aromas y su textura. Igualmente, el café con leche sigue siendo, de lejos, mi favorito.

Como buena representante de mi generación, he paseado con un café en la mano, he tomado café de Starbucks y he descubierto muchas cafeterías, principalmente en mi ciudad, Barcelona. Os comparto las que me gustan para que las podáis disfrutar si os queda cerca. Seguramente me olvidaré de alguna. Igualmente, he añadido una en Murcia que conozco de mi tiempo allí y que no puedo obviar en mi lista.

CENTRO HISTÓRICO 
  1. SATAN’S COFFEE

Situado en una pequeña plaza escondida en el interior de la antigua judería, éste es, sin duda, uno de mis favoritos. No sólo por su café sino porque adoro pasear por las callejuelas del centro. Es un lugar con un toque hipster y un ambiente antiguo de madera que me encanta. Tiene un cartel curioso y divertido informando sobre el wifi y otros menesteres. No te lo pierdas, te reirás porque sabes que representa perfectamente a la sociedad de hoy día. Ofrece un café bastante afrutado y poco ácido además de almuerzos que aún no he tenido la oportunidad de probar. Tienen otros dos puntos de venta: uno en Casa Bonay y otro en Gran Vía pegado a plaza Tetuán. Es de los más caros de mi lista, pero bien vale la pena por la ubicación y por el productazo que tienen.

2. BLACK REMEDY

Situado en una callejuela que sale a la plaza de Sant Jaume donde está el Ayuntamiento de Barcelona, es un lugar que está de paso para ir al Born y que ofrece buen café. El local es grande y tiene un ambiente hipster bastante concurrido. Ofrecen dulce y salado para acompañar tu café y también tienen cerveza de tirador, zumos y té por si te apetece probar otras cosas. El precio no está mal para un café de su nivel.

3. CAFÉS MAGNÍFICO

Situado en calle Argentería, una de las calles más concurridas del Borne, destaca porque no sólo hacen café para llevar sino que también es una torrefactoría. De hecho, es la torrefactoría donde compro mi café para casa tanto en grano como ya molido. Tienen un local medio escondido cerca de su ubicación llamado Mag by El Magnífico donde puedes degustarlo sentado. El café siempre está cambiando dentro de su lista procedente de todo el mundo. Mis favoritos, son el de Costa Rica y de Colombia. De sabores más afrutados y suaves, combinan estupendamente con la leche. También son remarcables el de Ruanda y el de Brasil. Tienen mayor cuerpo y son un poco más fuertes de sabor. El precio es similar al resto de la lista. 

  1. CAJ CHAI

El único intruso de esta lista es Caj Chai, al lado de Satan’s Coffee y especializado en té. Porque aún siendo amante del café, adoro el té. En mi caso, los amores no están reñidos. Tienen una gran carta de tés de todo el mundo y algunas especialidades como el chai latte o la kombucha con helado, que enamoran y sacian a partes iguales. Un rincón muy estilo marroquí con puffs y mesas bajas donde pasar un buen rato charlando y descansando. No tiene precios caros y es todo un acierto si no eres cafetero.

PARAL·LEL (SANT ANTONI Y POBLE SEC)
  1. MANSO’S CAFÉ

Otro de mis favoritos, este local se encuentra en la esquina de la calle Manso junto al Paralelo. Un local con encanto, buen servicio y una amplia mesa donde poder compartir espacio con otras personas. Tiene un par de mesitas pegadas al ventanal en las que sentarse fuera a tomar algo mientras ves el ambiente de la zona y también tiene un altillo donde puedes pasar el rato. Tiene comida salada y dulce para acompañar tu bebida incluyendo opciones vegetarianas. Seguramente de los más baratos de esta lista.

  1. FEDERAL CAFÉ

Está situada en la calle Parlament, una de las más famosas del barrio de Sant Antoni para tomar algo. Un local esquinero que te enamorará por el ambiente tanto exterior como interior. Disfrutas del barrio y del ambiente del local lo que, en sí mismo, es ya toda una experiencia. Para aquellos a los que les gusta observar el entorno mientras saborean un buen café y, quizá, algo de picar, este es vuestro sitio. Además, si te encuentras en Girona, puedes ir a su local allí con un encanto similar. El precio ronda los de la lista.

EIXAMPLE ESQUERRA
  1. OMA BISTRÓ

Local esquinero a dos calles de Gran Vía con buen ambiente. En una de las zonas más modernista de la ciudad, presenta un local abierto donde la conversación es el centro de la sala. Destaca su café procedente de tostadores como Cafés Magnífico. Sirven comidas y dulces si deseas quedarte, aunque yo siempre he ido a por un café para llevar y pasear por la zona. Sus precios están acorde con los demás de la lista.

  1. CAFÉ COSMO

Uno de mis primeros locales de referencia y situado en una de las calles más bonitas del Eixample, calle Enric Granados. Es un local que invita a entrar y que te permite descubrir artistas expuestos en sus paredes. No pierdas la oportunidad de ir al aseo y descubrir su sistema para conocer si está ocupado, una de las curiosidades del lugar. De mesas largas que invitan a compartir, destaca su calidad del café así como sus batidos y demás bebidas y comida. Siempre está lleno a horas puntas así que, si no encuentras sitio, pide tu café para llevar y pasea por la calle. Tienen también un rincón dentro de la librería La Central con una terracita por si te apetece leer mientras lo degustas. Como guinda del pastel, está en la misma manzana que DelaCrem, una de mis heladerías favoritas. Como siempre, sus precios rondan los de la lista.

  1. LA ESQUINA

Un local de lo más céntrico, está situado en la calle Pelayo a medio camino de las plazas Universidad y Cataluña. Esquinero como la mayoría, tiene unos ventanales increíbles que dan al trasiego de una de las calles de compras de la ciudad. De ambiente tranquilo y abierto, ofrece más que café si te apetece picar algo. Si no, haz como yo y disfruta sentado de un buen café con vistas a la calle o en la terraza, un oasis de tranquilidad en medio del ajetreo que le rodea. Sus precios, similares a la mayoría.

10. RUMA’S COFFEE

Si, por el contrario, lo que te apetece es pedir uno para llevar de camino a las compras, siempre tienes en la esquina de arriba Ruma’s Coffee. Un pequeño puesto de café de reciente apertura que no pasa desapercibido gracias a tener un muy buen café y un agradable servicio. Además, también tienen cositas para matar el gusanillo. Recién inaugurado, tienen otro local en el Carrer Escudellers, una de las calles de comida del Gótico de Barcelona. Su precio, más que razonable. 

  1. LA LECHE

La opción más alejada del centro, pero aún en el Ensanche, nos encontramos este local en la calle Aragón, muy cerca de la Plaza España. Quizá uno de los que tienen la carta más corta de esta lista, nos ofrece un local pequeño con un aire industrial colorido y un pequeño mostrador para tomar un buen café y un sándwich recién hecho. La amabilidad y el servicio son destacables. Si tienes tiempo, permite que te expliquen de dónde procede el café y los matices que acompañan al tipo de grano que estén sirviendo en ese momento. No sólo tomarás una buena taza, sino que disfrutarás de una gran experiencia y a un muy buen precio.

EIXAMPLE DRETA
  1. AROPIA È PIU

Situado frente a la parte modernista del Hospital Sant Pau, es uno de mis favoritos y bien merece una visita. El café está muy bien y los pasteles que pueden acompañarlos, aún mejor. Pero si algo destaca del lugar, sin menospreciar su comida, es la amabilidad de los dueños. Regentado por una pareja de venezolanos, encuentras en este lugar un refugio acogedor. Si, por el contrario, te apetece pasear, tienes la Avenida de Gaudí que conecta el Hospital con la Sagrada Familia. Imagínate el paseo del que disfrutarás con tu taza de café. El precio es muy competitivo.

GRÀCIA
  1. SYRA COFFEE

Sin duda, otro de mis favoritos de la lista. Se encuentra en una de las calles salientes del Mercado de la Abacería. Local muy pequeño de estilo nórdico lleno de madera y acento argentino que resulta acogedor. Tiene un par de taburetes si quieres tomártelo allí, pero está pensado para llevar. Puedes encontrar algún dulce para picar también y un precio similar a la media de la lista. Si eres un asiduo, pide la tarjeta de sellos para conseguir tu café gratis cada 9 tazas. También tienes otros dos Syra en Poble Sec y Sant Joan por si te pilla cerca.

  1. BOND CAFÈ

Situado más bien en Sant Gervasi, en la calle Avenir, este pequeño local tiene un café que enamora si te encuentras cerca. En zona de oficinas, es un local perfecto para un almuerzo rápido. En una calle tranquila y con paredes acristaladas, te puedes descubrir habiendo pasado horas simplemente disfrutando del pequeño espacio a solas con tus pensamientos y viendo a la gente pasar. Con comida vegetariana en su mayoría, el precio es más que razonable.

SANT MARTÍ – POBLENOU – SANT ANDREU
  1. ESPAI JOLIU

Local situado en el corazón de uno de los barrios de moda de Barcelona, entre las calles Sant Pere IV y Badajoz. Quizá más de moda desde que salió en la serie Foodie Love de Isabel Coixet, es el local más curioso y pintoresco de toda la lista. Lleno de plantas, tiene una entrada que prácticamente pasa desapercibida si piensas en una cafetería. Con apenas asientos donde disfrutar de tu taza de café, si lo consigues, déjate acoger por una especie de oasis en medio de un barrio a mitad de camino entre una fábrica y un pueblo pesquero. El precio, en la línea del resto de la lista.

  1. OLD SCHOOL BAKERY & CAFE

Prácticamente pegado a Gran Vía, este local de grandes cristales tiene mucho encanto. Con sofás tipo chester y pequeñas mesas, destaca su trato amable. Es el lugar perfecto para pasar horas tomando café entre amigos y disfrutando de alguna especialidad argentina junto a postres más americanos. El precio te resultará muy competitivo.

17. FIKA COFFEE

Perdido en el corazón de Sant Andreu, se encuentra este local recién abierto en plena cuarentena que es una joya. Al lado de Gran de Sant Andreu y cerca del Mercado y el trasiego del barrio, este local nuevo ya enamora desde fuera. Con mesas y sillas que aún no han podido usarse, la decoración industrial es increíble, destacando el sofá tipo chester y la lámpara de bombillas colgantes. Su café procede de Hidden, una torrefactoría de Poblenou. También tiene postres para acompañar que quitan el hipo. El precio está por debajo de la media de la lista.

MURCIA-CARTAGENA

18. CAFE LAB

En otra de mis ciudades, se encuentra el Café Lab con sus dos locales (uno en Murcia y otro en Cartagena) que no te dejará indiferente. El más cafetero en su decoración, te ves rodeado del mundo del café mientras disfrutas de una de las muchas variedades que tiene tanto en formato como en tipo de grano. Su especialidad, de la tierra, no podía ser otra que el asiático así que no dudes en preguntar por él y probarlo. El precio es muy competitivo si lo comparas con Barcelona y el producto que ofrecen.

Comparte si te ha gustado

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a la comunidad WanderFoodie¿Quieres ser el primer@ en enterarte de mis novedades?