ESPAÑA,  PAÍS VASCO,  TRAVEL

ALREDEDORES DE BILBAO: BUTRON Y GETXO-PORTUGALETE

Bilbao es una ciudad vibrante y llena de color, pero hay mucho más que nos ofrecen sus alrededores. Hoy os vengo a hablar de los alrededores de Bilbao: Butron y Getxo-Portugalete. ¿por qué elijo hablaros de estos dos lugares juntos? Es fácil. Por su belleza, su cercanía y su parecido.

BUTRON, UN CASTILLO DE ENSUEÑO

El Castillo de Brutón es uno de los rincones más fotografiados de la zona y creo que las imágenes hablan por sí mismas. Aislado pero con fácil acceso por carretera (es casi imposible ir en transporte público), este castillo se encuentra cerca de pueblos como Plencia, Munguía o Sopelana. Importantes estos si te apetece comer por la zona con varias opciones gastronómicas interesantes.

Pero, ¿qué tiene de especial el castillo? Bueno, esa es la gracia, que no conocemos su interior. Este castillo del s. XIX tiene sus orígenes en la casa-torre de los Butrón de la Edad Media. Lo que ves fue fruto de una gran remodelación a lo castillo Disney que el marqués de Cubas realizó. Por si no te suena, este noble es más conocido por ser el arquitecto de la catedral de la Almudena.

De aspecto neogótico y con cierto aire al Alcázar de Segovia, esta construcción al más puro estilo baviero, se concibió más como pasatiempo y atracción visual que como vivienda. De hecho, por lo visto, es bastante incómoda ya que las torres no tienen mucho espacio útil y algunas estancias se conectan por pasarelas o escaleras al aire libre que podrás ver desde fuera.

En 2014, el castillo pertenecía a la inmobiliaria Inbisa, que lo sacó a subasta por 3.5 millones. Finalmente la subasta quedó desierta porque nadie la quiso. A día de hoy, sigue en venta y lamentablemente su visita al interior no es posible. Algunas personas de la zona me comentaron que la Administración Pública debería hacerse cargo, pero eso implicaría una inversión y remodelación que no sé si es posible para las arcas públicas.

Sea como sea, llegar en coche es muy sencillo y hay un aparcamiento muy cerquita. Ten cuidado porque está antes de cruzar el puente, no te vayas a equivocar. Cerquita hay un bar restaurante que normalmente está abierto por si te apetece tomar algo.

La ruta apenas te llevará unos 30 minutos (o menos si no quieres darle la vuelta), pero es una buena idea si tienes coche y tienes un rato.

GETXO Y PORTUGALETE, CONECTADAS POR UN PUENTE CENTENARIO

Si has estado o has oído hablar de Bilbao, seguramente te suenen las localidades de Portugalete y Getxo. Y no me extraña porque las conecta el primer puente colgante del mundo y Patrimonio de la Humanidad.

PUENTE COLGANTE DE VIZCAYA

Este puente es, sin duda, uno de los mayores atractivos que tiene los alrededores de la ciudad y te voy a contar la mejor forma que hay de llegar, para mí.

¿COMO LLEGAR?

Yo cogería el tren C1 en Abando (estación de tren y metro) y me bajaría en Portugalete. ¿por qué? Bueno, desde ahí hay un paseo muy bonito al lado de la ría donde podrás ver el puente y disfrutar de las vistas.

El precio es de 1.80€ o está incluido en la BARIK y tarda 20 minutos. El tren pasa cada 20 min aproximadamente.

Una vez allí, podrás caminar por el paseo o dar una vuelta por Portugalete hasta llegar al puente. Un puente con mucha historia, como nos gusta.

HISTORIA

Creado a finales del s. XIX, durante la regencia de Maria Cristina (la que nos quiere gobernar…), fue un diseño obra de Alberto de Palacio y Elissague, conocido también por su participación en la construcción del Palacio de Cristal del Parque del Retiro. El ingeniero francés Ferdinand Joseph Arnodin se hizo cargo de la construcción de la obra y el empresario textil bilbaíno Don Santos López de Letona fue el principal valedor y financiador del proyecto.

Pero lo que realmente lo hace único e inigualable es que fue el primer puente transbordador construido en el mundo de estructura metálica. Su arquitecto se pasó un tiempo valorando y rechazando todos y cada uno de los sistemas vigentes hasta la fecha hasta que decidió crear uno nuevo, el Puente Transbordador Palacio, cuyo diseño cumplía con las exigencias que se pedían: traslado de pasaje y carga, no rompiera con la navegación existente, tuviera un coste razonable y se garantizara un servicio regular.

Todo esto para comunicar dos pequeñas poblaciones que estaban de moda por ser lugar de veraneo para la alta burguesía de la zona, que iban a tomar sus aguas a los balnearios como era propio de la época. Esto ya te lo cuento en el artículo de San Sebastián que puedes leer aquí. Y, además, mientras no se interrumpía la navegación de uno de los puertos fluviales más activos de Europa.

Foto de Archivo de la web

Es indudable que el puente fue, y es, el resultado no de una, sino de dos innovaciones tecnológicas: la ingeniería de puentes colgados por cables y la técnica de grandes vehículos mecánicos accionados con máquinas de vapor.

Pero no olvidemos que este símbolo de la Revolución Industrial también sufrió los avatares de la historia y es que el puente que ves hoy día no es exactamente el que se creó a finales del XIX. ¿La respuesta? Tiene tres palabras: Guerra Civil Española.

Efectivamente, la guerra civil llegó al País Vasco y durante la retirada del bando republicano en 1937 por el avance del bando nacionalista, se dio orden de destruir todos los medios que pudieran permitir el avance de los últimos. Entre ellos, nuestro puente y todo lo que representaba. No será hasta 2 años después que comenzaron las obras del puente tal y como lo conocemos y otros dos años después, comenzó a funcionar nuevamente, en 1941.

A posteriori, se crearon otros puentes a su imagen y semejanza de los que pocos se mantienen en pie, Menos los que están en funcionamiento.

¿CUANTO VALE?

Depende de lo que quieras hacer porque tienes dos opciones, una más barata y otra más cara.

La más barata es coger el transbordador o barquilla que comparten vehículos y pasajeros. Eso sí, con compartimentos bien separados. En él, puedes disfrutar de un paseo de orilla a orilla tal y como fue pensado en su día.

El precio por persona son 0.45€ y debe ser en efectivo así que lleva monedas. Un coche sin conductor son 1.65€ y una bicicleta manual con el ciclista cuesta 0.80€. El precio varía un poco dependiendo de las horas. Éstos son los precios para horario diurno. El billete se compra en unas máquinas que hay en la entrada del mismo.

Pero hay otra opción más cara, la de ir por la pasarela panorámica que cruza el puente por arriba y que está hecho para las personas que no tienen vértigo. Su coste es de 10.50€ por persona e incluye una audioguía. Igualmente tienen descuentos para diferentes colectivos por lo que es mejor que revises las opciones directamente en su web.

Por cierto, el paseo en la barquilla apenas dura un minuto/ minuto y medio así que abre bien los ojos cuando estés.

PORTUGALETE

Portugalete es una villa marinera que, aunque el puente colgante sea quizá su rincón más conocido, tiene un casco histórico precioso que debo recomendarte.

La Canilla

En él encontré edificios tan bonitos como La Plaza del Solar, la Canilla que es la actual oficina de turismo, el Mareómetro situado al final del muelle, el convento de Santa Clara, la basílica de Santa María,… sin olvidarnos del paseo marítimo y el lugar desde donde se puede ver cómo se anclan los cables del puente para darle estabilidad.

La Plaza del Solar es una de las más emblemáticas de la ciudad. Construida en 1912 se encuentra junto al ayuntamiento y la oficina de turismo, cerca de la ría. Leí que tienen mercado de productos de cultivadores locales los martes, jueves y sábados aunque yo no lo pude ver.

La Canilla, actual oficina de turismo de Portugalete, fue la estación de ferrocarril. Un edificio construido en 1888 para conectar la villa a Bilbao pero que quedó en desuso en 1925 debido a la expansión de la línea de Santurtzi. En los sesenta el ayuntamiento lo restauró y reconvirtió en la oficina de turismo que es hoy día.

El Mareómetro es uno de esos instrumentos que pasan desapercibidos pero que tienen mucho valor científico e histórico. Este fue construido en París para su colocación en la villa en 1883. Descubrí que es un instrumento náutico que indica la profundidad del cauce para saber si se puede navegar por ella o no. Algo esencial para la navegación, ¿no te parece?

El convento de Santa Clara es hoy día un Centro Cultural. En su día fue un convento de clausura fundado a extramuros en 1614 por monjas clarisas (sí, a las que le llevas huevos para que recen y que no llueva como te cuento aquí) que lo abandonaron en 1976. Entonces el ayuntamiento lo compró y reformó para su uso público.

La Basílica de Santa María se construyó en 1322 junto a la villa y es que María Díaz de Haro quería construir una basílica en honor a la Virgen María. En la zona más elevada, se edificó un pequeño templo del que sólo se conserva la talla de la virgen que preside el retablo. En el XV se edificó lo que ves actualmente (unas obras que duraron más de un siglo).

Por último, no puedo dejar de recomendarte que vayas por el paseo marítimo y al lugar donde se ancla el puente desde este lado de la ría y donde encontrarás el busto de su arquitecto, Alberto de Palacio y Elissague, además de una perspectiva estupenda del puente mismo.

Con esta última parada en Portugalete, toca coger el transbordador o la pasarela y cruzar la ría hacia Getxo.

GETXO

Dejando atrás el puente colgante y Portugalete, se presenta Getxo, una ciudad bañada por el cantábrico y que presenta una gran historia.

Aunque fue creada en el s. XII, el momento de mayor esplendor de esta ciudad data del s. XIX-XX con el auge del turismo de «tomar las aguas» y el desplazamiento de la realeza a esta zona para veranear con María Cristina a la cabeza.

No es de extrañar que en esa época hubieran muchos factores que alzasen la zona con los Altos Hornos, la electricidad, las minas,… y que creó una alta burguesía que quiso imitar y asentar unas bases modernistas que quedan hoy día reflejadas en las grandes villas que encontrarás en Getxo.

Aunque estas grandes villas son uno de los atractivos de la ciudad, no es el único y al final del recorrido que te propongo por la ciudad te enseñaré un rincón que enamora, el puerto viejo. Y, como suele ser habitual en este blog, con una recomendación gastronómica para recuperarnos del paseo. ¿Te apuntas?

PASEO POR LAS GRANDES VILLAS

Si comenzamos en el puente colgante, deberemos girar a la izquierda y seguir la margen de la ría hasta comenzar con el paseo marítimo. Esto te llevará unos 10-15 minutos hasta alcanzar el inicio de este gran paseo de grandes villas. Unos 3-4 km de grandes villas residenciales que suponen un Conjunto Monumental desde 2001 y que, lamentablemente, no se pueden visitar sus interiores por ser privadas. Muchas de ellas se alinean a lo largo del muelle de Las Arenas y la Campa del Loro.

También descubrirás, porque hay letreros a lo largo del paseo, que en su mayoría fueron construidas por el mismo arquitecto, Manuel María Smith Ybarra. Este arquitecto fue el predilecto de la alta burguesía vasca y el encargado de incorporar el estilo inglés en la arquitectura regionalista vasca, ambos estilos muy presentes durante este paseo.

Los edificios que hallaremos a lo largo de la ruta son los siguientes: Villa Bidearte, el Palacio Eguzkialde, Hotel Embarcadero, la Casa Vallejo, el Palacio Lezama-Leguizamón, el Palacio Ampuero, la casa Aitzgoyen, el Palacio Arriluze, las Galerías Punta Begoña y la Estación de Salvamento de Naúfragos. Aunque hay muchas más hasta llegar a 29 en total.

Al ser casas privadas en su mayoría no sólo no se pueden visitar sino que es difícil de hallarlas o incluirlas en google maps, pero no te preocupes, no tiene pérdida si sigues el paseo marítimo.

PUERTO VIEJO

Una vez que acaban las villas históricas, debes seguir caminando. Pasarás por la playa Ereaga hondartza y llegarás al final del recorrido, a unas escaleras que quedan a la derecha frente al mar. Tómalas y vamos a descubrir juntos la parte más antigua de la ciudad.

Este antiguo espacio de pescadores, hoy en día lugar de ocio, tiene su origen en los siglos XVII y XVIII, con el auge de la pesca de bajura y los trabajos de los pilotos lemanes (expertos conocedores del fondo marino que ayudaban a entrar y salir de Bilbao a los navíos). Esto se combinaba con el rescate de los naufragios que ocurrían frente a sus casas, cuando las embarcaciones chocaban contra la «barra» de arena que existía en el fondo marino de Getxo.

Si te adentras en él, te transportarás a una época de piedras irregulares, calles que no lo son y rincones tan bonitos como el de la foto de portada y acaba tu paseo en la pequeña plaza del inicio en el que hay dos tavernas de pintxos ideales. A continuación, te recomiendo el que yo probé.

ARRANTZALE

Este rincón en la plaza del puerto Viejo te va a encantar, no sólo por su decoración tradicionalmente vasca, sino por su comida y su atención. Regentada por los mismas personas desde el 2000 y encargados de darles el aspecto que tiene hoy día, esta taverna ha visto pasar mucha historia, pero se mantiene como si el tiempo no pasara por ella.

Con platos tan típicos y tradicionales como la tapa de queso Idiazabal, los txipirones en su tinta y el bacalao a la bizkaina, también encontrarás pastel de cabracho, ibéricos, ventresca, morro o incluso bravas. Todo ello elaborado con mimo y con versiones en pintxos por si no te decides entre los platos. Por cierto, resérvate para el postre porque tienen coulant y mi postre favorito de este viaje, la goxua.

Las cantidades están bien y te recomiendo que riegues tu comida con un txacoli de la casa, una combinación perfecta. Y, por si tienes dudas, elige una zona de sombra si es verano porque el sol está fuerte.

Nosotros salimos a unos 15-20€ por persona y quedamos muy satisfechos.

Y hasta aquí este medio día en Getxo y Portugalete, si te ha gustado recuerda que tengo otro artículo de Bilbao aquí.

Código ético: este post no tiene colaboraciones y está escrito desde mi propia experiencia en el lugar y la información que las fuentes oficiales tienen a las que he accedido presencial y virtualmente.

Comparte si te ha gustado

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a la comunidad WanderFoodie¿Quieres ser el primer@ en enterarte de mis novedades?